Header Ads

[SAN SEBASTIÁN 2017] REVIEW: FIREWORKS - AKIYUKI SHINBO Y NOBUYUKI TAKEUCHI


Shunji Iwai, uno de de los directores más originales, y a la vez infravalorados, del panorama cinematográfico japonés, antes de despuntar con sus cintas más emblemáticas "Love letter", "New York, I love you", "Riri Shushu no subete" o la cinta de animación "El caso de Ana y Alice", realizó allá por 1993 uno de sus primeros trabajos fílmicos para la cadena de televisón FUJI TV, titulado "Uchiage Hanabi, Shita kara Miru ka? Yoko kara Miru ka", que sería el preámbulo de una excelsa carrera en el mundo del cine. Este año en San Sebastián se presenta una nueva adaptación animada a cargo de SHAFT, estudio responsable de la saga "Monogatari", y dirigida por Akiyuki Shinbo y Nobuyuki Takeuchi.


La historia transcurre durante las vacaciones de verano en una ciudad costera. Después de que se celebre el festival de fuegos artificiales, Nazuna Oikawa se trasladará a otro instituto como consecuencia del nuevo matrimonio de su madre. Nazuna trata de convencer a Norimichi Shimada para que se escape de la ciudad con ella. Sin embargo, a causa de su madre, él se convierte en un simple observador y no la ayuda. Agobiado por el pensamiento de que debería haber actuado de forma diferente, Norimichi lanza una misteriosa bola al mar y regresa milagrosamente al momento en que Nazuna le hizo la propuesta. ¿Qué destino les aguarda a Norimichi y a Nazuna al final de un día que se repite una y otra vez? Cuando los fuegos artificiales alcancen el cielo, ocurrirá un milagro...


Akiyuki Shinbo es un director bastante experimentado en adaptaciones de populares manga de la talla de "Yu Yu Hakusho", "Puella Magi Madoka Magica" o "Monogatari". Gracias a esta última conoció a a Nobuyuki Takeuchi, antiguo animador de Ghibli en "El viaje de Chihiro" o "El castillo ambulante". Esta simbiosis creativa lograría cautivar la esencia de la cinta original de Iwai, aunque no es una actualización del film de 1993 al uso, sino más bien una expansión después de modificar sustancialmente la trama -principalmente, en la segunda parte del film-, otorgándole un halo de modernidad, necesario sobre todo por los cambios que han tenido lugar en la sociedad japonesa durante estos últimos 20 años.

Genki Kawamura, productor del film, confirmó durante la rueda de prensa en San Sebastián que su interés en realizar dicho proyecto cinematográfico se remonta hace 22 años, cuando vio por primera vez la cinta de Iwai en televisión. Años más tarde, después de reunirse con él, ambos, junto al guionista Ohne, decidieron reescribir la historia dándole un enfoque distinto, pero siempre manteniendo la esencia de la original. En un principio estaba planeado que fuera una película en imagen real, pero, debido a la escasez de los medios necesarios para una adaptación óptima, decidieron convertirlo en un largometraje de animación tras su experiencia de trabajo con Mamoru Hosada. Kawamura, antes del comienzo de la producción, visitó las localizaciones originales, pero, a causa de una serie de terremotos, todo el paisaje y edificios cambiaron drásticamente, por lo que dejó patente en el equipo el sentimiento de pérdida, el cual trataron de reflejar en la historia.

Genki Kawamura y Nobuyuki Takeuchi en el festival de San Sebastián
"¿Los fuegos artificiales son planos o redondos?" es una inocente pregunta que se hacen Norimichi y sus amigos Yusuke, Kazuhiro y Minoru, y, dependiendo del lugar donde se vean; desde arriba o desde abajo, lo cambia todo. Esta premisa es la que condiciona las vivencias y las decisiones que tomarán los protagonistas, así como la forma que ellos ven la realidad. Todo ello se focaliza en una extraña esfera de la que subyace la sensación de pérdida al no cumplir nuestros deseos y sueños más profundos.

La cinta comparte demasiadas analogías y semejanzas como "Kimi No Na Wa" de Makoto Shinkai, gracias en gran medida a que ambas comparten productor, Genki Kawamura. Ésto se nota especialmente en el retrato que se hace del amor adolescente y en la alteración de la realidad con el fin de conseguir nuestro deseos y sueños más profundos. Lamentablemente, Shinbo no es capaz de alcanzar las altas cotas oníricas conseguidas por la obra de Shinkai y sólo se queda en la superficie.


Todo este baremo de sensaciones está apoyado en el increíble casting de doblaje, focalizado principalmente en el papel de Nazuna, interpretada por la dulce Suzu Hirose ("Rage", "The Third Murder"), cuyo caracter y naturaleza eran bastante complicados de capturar por su complejidad drámatica, y, aun así, logra solventarlo de forma deslumbrante. La joven actriz ya trabajó anteriormente como actriz de doblaje en una película de animación, siendo su primer trabajo en "El niño y la bestia" de Hosoda. También hay que destacar la solvente labor de Masaki Suda en el papel de Norimichi, un actor dramático que nunca había participado en ninguna obra de animación. El resto del reparto son reconocidos dobladores de anime, entre los que podemos encontrar a Mamoru Miyano, famoso por ser la voz de Kei Nagai en las adaptaciones animadas de "Ajin", Osamu Dazai en el anime "Bungô Stray Dogs" o Light Yagami en el anime "Death Note", entre otros.

Mamoru Miyano, Suzu Hirose y Masaki Suda en la premiere en Japón de "Fireworks"

El guión, al estar enmarcado en una abstracción mas onírica y fantasiosa, se sustenta por completo en un excepcional apartado artístico, realizado por el equipo de animadores del estudio SHAFT, que recuerda a las obras surrealistas de pintor español Salvador Dalí con más que claras reminiscencias a sus coetáneos artistas nipones como Makoto Shinkai o la referencia más directa: el maestro Hayao Miyazaki del estudio GHIBLI.

En definitiva, "Fireworks" de Akiyuki Shinbo y Nobuyuki Takeuchi es un valiente intento de adaptar la excepcional historia creada en 1993 por Shunji Iwai a los tiempos que corren. Sin embargo, debido la complejidad y profundidad de la obra original, sólo es capaz de arañar la superficie. Uno de su principales defectos es el uso reiterado de la analepsis, recurso que tan bien supo capturar Shinkai en "Kimi no na wa". En este caso, lo único que consigue es agotar espectador con tanto salto temporal y alteración de la realidad y de los sueños.

Para acabar, SELECTA VISIÓN ha anunciado su licencia para su distribución en España, planeando estrenarla en cines entre marzo y abril del año que viene. Mientras tanto, aquí os dejamos con el trailer de "Fireworks":

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.