Header Ads

Último

CRÓNICA: 17º CAMERA JAPAN [1ª PARTE]

Crónica cine - 17 Camera Japan

Este año tuvimos el placer de cubrir la 17ª edición de Camera Japan, uno de los festivales especializados en la cinematografía japonesa más importantes de Europa. 
 
El certamen se celebró en las ciudades holandesas de Róterdam, del 22 al 25 de septiembre, y Ámsterdam, del 29 de septiembre al 2 de octubre de 2022.

Una vez hecha esta breve introducción, es hora de que pasemos a contar nuestra experiencia en el 17º Camera Japan. Sin más preámbulo, toma asiento y sumérgete con nosotros en esta crónica.

IT'S ALL MY FAULT


"It's All My Fault" es la esperada nueva película de Yusaku Matsumoto ("Noise"dorama "Kamisama no Ekohiiki"), protagonizada por Haruto Shiratori junto a Joe Odagiri
 
El film, que cuenta con la fotografía de Takahiro Imai ("Town Without Sea""The Cornered Mouse Dreams of Cheese"), se estrenó en Japón el 11 de agosto de 2022 y fue galardonada en los Premios Hochi.

La historia gira en torno a Yuta, un estudiante de secundaria de 13 años que vive en un orfanato. Su mundo está cargado de soledad y abuso. Un día, se escapa de ese lugar para ir a por su madre, pero ésta lo rechaza por el autodesprecio provocado por un hombre.

Sin embargo, todo cambia cuando descubre a un vagabundo y a una solitaria chica, por la que empieza a sentirse atraído. 

Yusaku Matsumoto ingresa en las grandes ligas, tras brillar en la esfera independiente y en su interesante aportación a los doramas televisivos, con esta descorazonadora historia —cuyas reminiscencias se retrotraen al mejor Kore-eda de "Nadie sabe" y "Un asunto de familia"—, donde el rechazo maternal condiciona el desarrollo vital del hijo. El primer amor y esa búsqueda de un referente paternal —sin importar su pasado ni condición—, queda enturbiado por completo por la culpa más desgarradora.

A pesar de contar con grandes figuras del panorama cinematográfico nipón como Ryuya Wakaba o Joe Odagiri, todos los halagos recaen en el trascendental descubrimiento de un talento de tal inmensidad como el demostrado por el jovencito Haruto Shirotori. Su escasa edad y falta de experiencia no son obstáculo para trasmitir esa inocencia quebrada cercana a Yuya Yagira.  
 
Otro rasgo definitorio son los ambientes deprimentes originados por la saturación vibrante que emana de la fantástica fotografía de Takahiro Imai.

"Nagi's Island" es la nueva película de Masahiko Nagasawa ("Being Here", "Seoul", "Koi"), protagonizada por Chise Niitsu, Haruka Shimazaki y Kousei Yuki, y que cuenta con la fotografía de Chigi Kanbe ("A Bride for Rip Van Winkle", "Last Letter", "Spaghetti Code Love").
 
El film, estrenado en Japón el 19 de agosto de 2022, conmemora el 75º aniversario de la fundación de la ciudad de Kudamatsu (prefectura de Yamaguchi).

La historia trascurre tras el divorcio de los padres de Nagi, una estudiante de cuarto grado. Se muda con su madre a su ciudad natal en una pequeña isla en Setouchi (Yamaguchi), donde su abuela dirige la única clínica de lugar. La joven puede parecer alegre y despreocupada, pero a veces, las visiones traumáticas de su padre alcohólico Shimao abusando de su madre desencadenan ataques de pánico que le hacen hiperventilar.

Cada uno de los residentes soportan sus propias cargas emocionales pero se esfuerzan por vivir positivamente. Cuando Nagi se entera de sus problemas, hace todo lo posible para apoyarlos mientras recupera lentamente su capacidad de sonreír. Pero sus días de paz se ven interrumpidos cuando su padre hace una visita inesperada a la isla diciendo que quiere volver a vivir con ellos.


Japón es un país que para la promoción turística y su revitalización territorial, con el fin de luchar contra la despoblación y preservar el entorno natural de sus pequeñas ciudades, suele recurrir a las herramientas que ofrece el cine. En esta ocasión, ponen el foco en las pequeñas historias de superación de sus habitantes y en el poder sanador de las marismas oceanográficas que bañan las cosas de su humilde isla.

Este tipo de producciones suele pecar del abuso del melodrama lacrimógeno, pero, gracias al sensacional trinomio infantil central, es un soplo de aire fresco. Sin hacer de menos al reparto secundario adulto, su encanto radica en la naturalidad y la ternura de los niños Chusei Sumi y Soki Sato, culminado por la brillante interpretación de Chise Niitsu, quien vuelve a demostrar que es un valor a futuro en el panorama fílmico japonés.

El acierto en la elección del prodigioso Chigi Kanbe —director de fotografía fetiche de Shunji Iwai desde la muerte de Noboru Shinoday la evocadora y apacible banda sonora de Kitri, germina en el nacimiento del ecosistema perfecto para el relato.

Aquí concluye la primera parte de nuestra aventura por el 17º Camera Japan. Pronto publicaremos la segunda parte de la crónica. ¡Estad atentos!

No hay comentarios