Header Ads

Último

CRÓNICA: 22º FAR EAST FILM FESTIVAL

Crónica cine - 22 Far East Film Festival de Udine

Este año tuvimos el placer de cubrir la 22ª edición del Far East Film Festival de Udine, uno de los certámenes especializados en la cinematografía asiática más importantes de occidente.

Sin embargo, y dada la atípica situación que estamos viviendo en todo el mundo con el COVID-19, la entidad organizadora ha tenido que reinventarse y entrar en la era digital para ofrecernos un evento telemático que tuvo lugar desde 26 de junio al 4 de julio a través de la plataforma MYmovies.

Sin más preámbulo, toma asiento y sumérgete con nosotros en esta crónica con nuestra selección de películas japonesas del 22º Far East Film Festival

"One Night" es la nueva película del reputado director Kazuya Shiraishi ("The Blood of Wolves", "Dare to Stop Us", "Nagi Machi"). El film, cuyo reparto está formado por Takeru SatohMayu MatsuokaRyohei SuzukiKuranosuke Sasaki y Yuko Tanaka, fue premiada en los Kinema JunpoBlue Ribbon y fue una de las mejores películas del año para los Yokohama Film Awards.

 La historia gira en torno a una madre desesperada que se ve obligada a matar a su esposo, un cruel maltratador, para proteger a sus tres hijos y darles un futuro mejor. Después de 15 años, sus vidas han tomado trayectorias muy diferentes a lo que esperaban.

Un sangriento acto de violencia es el nexo convergente; pero, a diferencia de otros films de  Kazuya Shiraishi de corte más cercano a la Yazuka y a las bandas criminales —visto por ejemplo en "The Blood of Wolves" o "The Devil's Path"—, la narración bifurca en torno al drama familiar y personal más semejante a "Birds Without Names".  La culpa es un rasgo reconfigurador heredado de los progenitores a sus descendientes, cuya conversión máxima no se alcanza hasta el apogeo de la redención.

El halo nauseabundo y decadente que emana de su lúgubre y desperanzadora fotografía se imbuye hasta las entrañas del reparto. La dicotomía se representa en el papel de Kuranosuke Sasaki y Yuko Tanaka en la forma de enfrentarse a decisiones transformadoras desde diversos prismas que condicionan el desarrollo vital de sus hijos, donde permea, gracias a la solvencia interpretativa de Takeru Satoh, Mayu Matsuoka Ryohei Suzukilos diferentes matices dentro de la relación de hermandad.

A BELOVED WIFE


"A Beloved Wife" es la nueva película de Shin Adachi, el director de "14 That Night" y guionista de "100 Yen Love""The Kids' Diner" y "Shino no es capaz de decir su propio nombre", y protagonizada Gaku Hamada, Asami Mizukawa y Chise Niitsu. El film, premiado en el festival de Tokio, se estrenó el 11 de septiembre en Japón.

La historia gira en torno a los devenires de un guionista desempleado y su tormentosa relación con su problemática esposa.

El experimentado y reconocido guionista Shin Adachi —ganador del premio de La Academia Japonesa de Cine por el libreto de la apasionante "100 Yen Love"se vuelve adentrase en la dirección después del revitalizador retrato de la adolescencia "14 That Night"— . En esta segunda incursión se imbuye de su experiencia personal —basada en su propia novela autobiográfica— para ofrecer un refrescante binomio sustentado en apariencia por la comedia más alocada en torno al superficial y dominante mundo del show business y en los estragos producidos en el matrimonio.

El peso de toda la narración descansa en las soberbias interpretaciones de Gaku Hamada y Asami Mizukawa, cuya química en pantalla trasciende a sus personajes, conviertiendose en un ente indisoluble. La negación del sexo marital y las falsas expectativas de una vida mejor define el devenir del matrimonio. El punto antitético que une dos entidades tan dispares es la dulce Chise Niitsu, cuya inocencia calma a la bestia más rabiosa.


"Romance Doll" es la nueva película de Yuki Tanada, directora de "Mol" y "My Dad and Mr. Ito", quien vuelve al festival tras ser premiada por "One Million Yen and the Nigamushi Woman". El film, protagonizado por Yu Aoi e Issey Takahashi, se estrenó el 24 de enero de este año.

Tetsuo (Issei Takahashi) llevaba una vida feliz con Sonoko (Yû Aoi), de quien se enamoró a primera vista y con la que terminó casándose. Ella es pura amabilidad y tiene un buen corazón. No obstante, su marido le sigue ocultando su trabajo como creador de muñecas sexuales. Cada vez está más absorbido por su trabajo y menos interesado por su familia. Poco a poco la pareja deja de tener sexo, a pesar de lo profundamente enamorados que estaban antes de casarse. Todo cambia cuando Sonoko le cuenta su secreto.

Yuki Tanada vuelve a demostrar tras la maravillosa "My Dad and Mr Ito" su sensible y cuidado tacto a la hora de representar temas tan polémicos y tabús intrínsecos en la sociedad japonesa: la industria de las muñecas sexuales. A diferencia de la fantasiosa visión de Hirokazu Kore-eda en su "Air Doll" (2009), muestra la vertiente más humana del objeto destinado a la satisfacción carnal. Las mentiras y engaños pueden llegar a construir el eje de la relación romántica más inquebrantable a todos los devenires de la vida. Al final, esa muñeca inerte se convierte en depositario de la memoria que más atesoramos y no queremos olvidar.

Los cimientos estructurales de la narración se sustenta por completo en la deslumbrante interpretación del matrimonio formado por Issei Takahashi y Yû Aoi, donde el amor, la culpa, el engaño y la perdida se unen en perfecta sincronía a las más altas cotas emocionales —el mismo tandem lo volveremos a ver este año en "La mujer del espía"—. Todo acompañado con la emotiva y desgarradora banda sonora de Hiroko Sebu y la prodigiosa fotografía de Ryo Otsuka, responsable de una de las escenas sexuales más preciosas filmadas en mucho tiempo. 

#HANDBALLSTRIVE


"#HandballStrive" es la nueva película de Daigo Matsui, responsable de films del calibre de "Wonderful World End""Japanese Girls Never Die" o "You, Your, Yours". La cinta, premiada en Japan Media Arts Festival, tenía previsto su estreno en Japón el 22 de mayo, pero debido a la situación con la pandemia del COVID-19, se ha tenido que retrasar.

 La historia, escrita por el realizador junto a Dai Satô ("Ergo Proxy", "Eureka Seven", "Words Bubble Up Like Soda Pop"), gira en torno a Masao Kiyota (Seishiro Kato), un estudiante de secundaria que vive en la prefectura de Kumamoto, en el sur de Japón. Sin pasión por nada en la vida, pasa sus días como tantos jóvenes con smartphone junto con su amigo de la infancia, Okamoto (Kotaro Daigo). Un día, subieron una foto tomada tres años antes cuando ambos formaban parte del equipo de balonmano de su escuela. Para su sorpresa, la publicación adquiere una cierta repercusión viral. Animados, agregan el hashtag: '#Handball Full Power', invadido de 'me gusta' de todo el país. En medio de la repentina atención de las redes sociales, Masao y Okamoto se dispusieron a resucitar al equipo de balonmano masculino casi desaparecido.

Daigo Matsui vuelve a demostrar con "#HandballStrive" que es un verdadero maestro es la traslación de las diversas problemáticas inherentes en la adolescencia, como ya pudimos comprobar en las excelentes "Wonderful World End" y "Japanese Girls Never Die". Una diáfana visión en torno a la doble vertiente que subyace de las redes sociales: el balonmano como punto focal del optimismo y apoyo para superar uno hecho tan trágico como el terremoto de Kumamoto, y a su vez, los estragos vinculados a la mentira y el engaño. Al final, la amistad es el arma más poderosa para enfrentarse a cualquier desdicha.

Los cimientos de la película recaen en la interpretación cuasi coral de grupo de jóvenes que aportan su vitalidad y naturalidad, donde algunos de ellos, entre los que nos gustaría destacar a Ryota Bando o Himi Sato —hijo de Tadanobu Asano y hermano de Sumire, demuestran que son de los actores más prometedores del panorama actual.

COLORLESS


"Colorless" es el debut cinematográfico de Takashi Koyama, realizador audiovisual que ha trabajado para Hinatazaka46 y empresas del calibre de ToyotaLine o ANA. El film, protagonizado por Daichi Kaneko y Ruka Ishikawa, se presentó en el pasado festival de Tokio.

 Su argumento gira en torno al fotógrafo Oyamada (Daichi Kaneko) y la modelo Yuka (Ruka Ishikawa), quienes se enamoran y viven en un apartamento ubicado en el barrio Sarugakuchô de Tokio; aunque Yuka nunca le permitió quedarse. Mientras tanto, las fotos que Oyamada toma de Yuka cambiarán el destino de ambos. ¿Por qué Yuka es tan efímera y virtual?

"Colorless" captura a través de la lente de una cámara un retrato con reminiscencias a la obra de Kyoko Okazaki ("Helter Skelter") y a la serie "Followers" (Mika Ninagawa, 2020) en torno al hostil y abusivo mundo de la moda, la imagen y el show business japonés. Los colores que tiñen el alma están ligados a las decisiones, motivaciones y anhelos que condicionan el desarrollo personal. Un lienzo en blanco que es capaz dulcificarse gracias al amor, pero, a su vez, mancharse con las tonalidades más grises causantes de la obsesión, la envidia y la mentira.

Daichi Kaneko emerge como una joya bruta interpretativa que se va construyendo a lo largo de la cinta, donde su ingenuidad jovial tendrá un importante peso en su identidad y en los demás. En contrapartida, Ruka Ishikawa su primera película, a pesar de su desquiciante papel, es capaz de adentrarse es los más turbios bajos fondos emocionales con el fin de labrarse su tan ansiada carrera. Todo ello soportado por la poliédrica y dinámica fotografía Kosuke Matsuishi junto a la impercetible banda sonora de Tatsuki Hashimoto, la cual explota en el tema principal de Haru Nemuri

WOTAKOI: LOVE IS HARD FOR OTAKU


"Wotakoi: Love is Hard for Otaku" es el nuevo live-action de Yûichi Fukuda, responsable de films del calibre de ("Gintama", "The Disastrous Life of Saiki K"). En esta ocasión, está basado en el manga de "Qué difícil es el amor para un otaku", del mangaka Fujita, publicado en España por ECC. Su estreno en Japón tuvo lugar el pasado 7 de febrero.

 Su argumento comienza cuando, tras descubrir que trabajan en la misma compañía, Hirotaka Nifuji (Kento Yamazaki), un otaku apasionado por los videojuegos, y Narumi Momose (Mitsuki Takahata), una fujoshi empedernida, se encuentran por primera vez desde la escuela secundaria. Después de unas copas después del trabajo empiezan a salir juntos, pero ¿será una relación perfecta para los dos?

Yûichi Fukuda volvió a confiar en la fórmula que le dio tanto éxito con "Gintama", pero en este ocasión, está agotada hasta la extenuación. Pese a sus patentes esfuerzos, no es más que una amalgama sin sentido ni gracia que se origina en una especie de "La La Land" otaku, cargado de chistes rancios y baratos, que se suman a las referencias al mundo de los videojuegos y a guiños de célebres animes como "Evangelion". El colofón son las interpretaciones anodinas, donde la palma se la lleva su protagonista, Kento Yamazaki, el actor de moda en este tipo de adaptaciones. Ni la breve aparición de Takumi Saitoh consigue salvarla del descalabro.

¿Qué nos deparará el 23º Far East Film Festival? Lo desconocemos, pero esperamos poder asistir de forma presencial a Udine y celebrar esta cita indispensable con el cine japonés sin estar detrás de una pantalla.

No hay comentarios